Los diarios chilenos construyen muros de pago digitales

La crisis de los modelos de financiamiento de los medios de comunicación ha golpeado con especial fuerza a la prensa en papel. Los diarios chilenos se resistieron al cambio, hasta que la realidad los obligó a tomar decisiones. Un cambio que los dos grandes consorcios nacionales transitan con estrategias diferentes. La pregunta sobre el fin del papel ya no es descabellada.

En febrero de 2020, The New York Times superó la barrera de los cinco millones de suscriptores, alcanzando uno de los objetivos del plan que inició el 2011, cuando implementó una muralla de pago para su sitio web. Hoy, 3,5 millones de esos sucriptores lo son exclusivamente en su plataforma digital. El negocio va bien y los lectores consumen noticias como nunca en la historia del mundo.

Todos quieren tener el éxito del NYTimes, pero pocos lo han logrado hasta ahora. El modelo de negocio de los diarios sigue en entredicho y mientras el papel se vuelve irrelevante, los muros de pago se vuelven en la alternativa preferida para conseguir ingresos digitales.

En Chile, los dos grandes consorcios de periódicos apostaron por esa vía casi al mismo tiempo, aunque con estrategias muy distintas. El primero fue El Mercurio, que a fines de 2018 empezó a cobrar por el acceso al contenido digital de su edición impresa. A contracorriente de las experiencias internacionales, el diario de los Edwards desvinculó las suscripciones de ambas ediciones: los lectores del periódico impreso deben pagar aparte por acceder a la versión en línea. Además, su muro de pago digital cuesta el doble que el del NYTimes.

Toda la red de diarios regionales de El Mercurio siguió la misma política, al igual que el vespertino La Segunda. Cada periódico tiene una suscripción independiente.

La Tercera, en cambio, levantó su muro de pago en abril de 2019, bajo el eslogan “el periodismo ya no cabe en el papel“. Inició entonces una transición en que la edición impresa es cada día más irrelevante, al punto que cada cierto tiempo circulan rumores de que simplemente desaparecerá . En febrero de 2020 los suscriptores del diario impreso dejaron de recibirlo durante los días de semana, por lo que de lunes a viernes deben informarse exclusivamente por la edición digital. Aunque la rotativa aún imprime algunos ejemplares, sólo se venden en kioscos.

El periódico de noticias económicas Diario Financiero fue el primero en adoptar un sistema de suscripciones, siguiendo una tendencia internacional en la prensa de negocios, encabezada por The Wall Street Journal. La lógica de estos medios precursores en el cobro digital era que por tratarse de noticias especializadas que no eran de acceso libre en otros periódicos, los lectores necesitarían pagar por leer.

Con el tiempo y la crisis de la publicidad como forma de financiamiento, los muros de pagos se volvieron algo obligado para la mayoría de los medios. A la fecha, en Chile sólo Las Últimas Noticias y La Cuarta permanecen como diarios de circulación nacional sin pago en sus versiones digitales.