3TV: El fracaso del proyecto televisivo de Copesa

El grupo Copesa decidió cancelar su proyecto televisivo 3TV a pocos meses de salir al aire. El canal ya contaba con cerca de 100 profesionales trabajando, los que fueron finiquitados. 

 

 

El proyecto televisivo del holding Copesa,  3TV, prometía meterse de lleno en la competencia de los canales de televisión abierta en Chile. Su costo mensual superaba los $400 millones e incluía arriendos en ciudad empresarial, cerca de 100 profesionales y personal de apoyo técnico de CNN. Nada de eso sucedió y después de varios meses de marcha blanca, en septiembre de 2013 se anunció la suspensión de la salida al aire del canal.

La noticia provocó diversas reacciones, incluida la del Sindicato n°3 de Copesa, que emitió una declaración criticando la medida: “Los trabajadores no podemos estar siempre expuestos a los cambios o vaivenes del mercado, eximiendo de responsabilidad a los ejecutivos encargados de liderar estos proyectos”.

El proyecto –que debía salir al aire en 2013– había atraído a diversos comunicadores a raíz de su propuesta, tal como rememora Eduardo Pozo, encargado de producción operativa en prensa: “Era una tv liviana, muy parecida audiovisualmente a Channel 4. Los aplazamientos se debían básicamente al tema técnico. Si era por salir al aire nosotros estábamos listos tanto en prensa como en producción. De hecho, se hacía diariamente una marcha blanca interna en el canal, donde el matinal (Ventana Abierta) comenzaba sus transmisiones a las 06:30 AM”.

Según Jacinta Molina, periodista del noticiario central, la propuesta del proyecto buscaba “elaborar un noticiario totalmente distinto a lo que existe hoy en televisión […] Se hacía periodismo de verdad, lejos de las notas relleno, con todas las aristas de la noticia y con reporteo de verdad, no sólo con la pura pauta del día, teníamos contexto. La idea era dejar de lado esa costumbre de que el diario golpeara a la tele y eso definitivamente lo logramos, pero lamentablemente eso nunca nadie lo va a ver.”

En la misma línea, Daniela Rojas, otra periodista de 3TV, destaca la diferenciación del canal con el resto de la oferta. “Íbamos a competir con lo más grande y lo más complejo. Nuestro canal apuntaba a no rellenar ni hacerle perder el tiempo a los televidentes. Apostaba a que si alguien nos sintonizaba obtendría un producto que realmente le sirviera. En resumen, a informar de verdad.”

Por su parte, Maks Cárdenas, ex periodista de TVN y 3TV, destaca la distinción que tenían en el noticiero y en la cobertura de deportes:  “Era una apuesta diferente, de nicho, pero que en su noticiero central era de ‘puro periodismo’. Exactamente en deportes había comentario deportivo sólo si el día lo ameritaba, si no se hacía sólo una nota larga y no se cubría todos los días a Colo Colo y la U como en el resto de los medios.”

Tras levantar rostros como Francisco Sagredo, Javiera Contador o Iván Guerrero, el proyecto televisivo de Copesa generaba gran expectación. Pero la información respecto a la salida al aire era escasa y confusa, en medio de una programación que aparecía en medios y se viralizaba en YouTube. Pese a que se rumoreaban los problemas económicos al interior de la empresa, no había nada que confirmara la suspención del proyecto.

Lo que más causó ruido del comunicado oficial fue la alusión a una ‘paralización por tiempo indefinido’. Este “cierre temporal” aludido por el holding fue desmentido por los profesionales que participaron del proyecto y entrevistados en esta nota. Tras la semana libre del ’18 recibieron de golpe la noticia. Ello confirma el finiquito de los profesionales –que tenía fecha 9 de septiembre– y el término del proyecto 3TV.