Hernández Parker: “barómetro” político de González Videla


Primer Premio Nacional de Periodismo mención crónica. A través de variados artículos en medios escritos y radiales realizó una aguda reflexión sobre la política en Chile.

Por Fernanda Bravo y Antonella Cattaneo.

Luis Hernández Parker, más conocido por su seudónimo “Hachepé” o “HP”, fue uno de los periodistas con más credibilidad política del país. A lo largo de su carrera trabajó en distintos medios escritos y radiales, destacando entre ellos revista Ercilla y radio Minería, donde relató y dio a conocer el acontecer político de la época.

Luis Hernández estudió Derecho en la Universidad de Chile, sin poder terminar la carrera por problemas económicos. No obstante, en su juventud fue muy activo políticamente, perteneciendo a la “Izquierda Avance”, corriente izquierdista que luchaba en contra de la dictadura de Carlos Ibáñez del Campo entre 1927 y 1931.

‘‘Hachepé’’ se caracterizaba por escribir de forma objetiva en la revista. Pero de todas formas, se refería a algunos personajes con cierta ironía:

“La paradojal concatenación de los hechos, que nadie aún se ha atrevido a analizar para la Historia, han convertido a Gabriel González en un mandatario con una suma de poder real y legal… como ninguno lo tuvo desde la caída de “mi” general Ibáñez para adelante…” (Hernández Parker, Luis. ‘‘Señores auditores, muy buenas tardes’’. LOM ediciones, 2010. Selección de Silvia Hernández y Pamela Hernández. 3 de noviembre de 1947: ‘‘Balance del primer año de gobierno de Gabriel González Videla’’, página 27).

En 1941 comienza a trabajar en la revista Ercilla, medio en el cual consolidó su carrera periodística durante 34 años. Trabajando en esta revista, ganó el Premio Nacional de Periodismo mención crónica (1954) y el premio Caupolicán “al mejor redactor político”.

Las crónicas políticas de Hernández Parker buscaban explicar el contexto de lo que estaba sucediendo y mostraban las dos caras de la moneda de un conflicto. Sin embargo, el periodista utilizaba la ironía de forma periódica y sutil. Esta forma de redactar resultó interesante para el lector. Es por esto que “HP” se convirtió en un “barómetro” político con sus comentarios y reflexiones acerca de la política. Es un hombre que logró crear un cercano vínculo con sus seguidores y que por consiguiente, generó credibilidad en el entorno periodístico y social.

Hachepé

Por otra parte, los artículos escritos por el periodista Hernández no fueron siempre reconocidos por él. En sus comienzos en Ercilla (1941) no utilizaba su famoso seudónimo (HP) para firmar sus artículos políticos. Es por esto, que hasta el día de hoy, no existe una cifra exacta de documentos de su autoría. Pero, es a partir de 1946, que Hernández Parker comienza a firmar sus trabajos. Esto dado que asume como director de la revista Julio Lanzarotti, abogado dedicado al periodismo y amigo íntimo de ‘‘HP’’, quien amplió los horizontes de Ercilla e hizo de ésta una de las revistas más reconocidas del país.

En 1948 Don Luis Hernández pasa a ser el encargado de la sección política de la revista Ercilla. En la denominada “Semana Política”, se encargó de dar a conocer el acontecer nacional en esta materia. En este mismo año, y a través de este espacio mediático, el gobierno de Gabriel González Videla y la promulgación de la Ley de Defensa Permanente de la Democracia comienzan a ser un foco noticioso para el periodista.

“A los 27 años de edad fue declarado muerto civil el PC (…) No se hizo monje con voto perpetuo de pobreza y castidad, sino que lo declaró “ilícito” la ley 8.987 y Ramón Zañartu Eguiguren (Director Registro Electoral), con su mejor sonrisa puso el “cúmplase” al ajusticiamiento. Éste fue el hecho más importante no sólo de la semana pasada, sino del presente año, desde que GGV inició las implacables hostilidades.” (Hernández Parker, Luis. ‘‘El PC, ya es muerto civil’’. Actualidad nacional, ‘‘La semana Política’’.Revista Ercilla.  7 de septiembre de 1948. Página 4).

Por otro lado, a pesar de haber trabajado en otras radios antes, su carrera en periodismo radial se consolidó en la radio Minería, con su programa “Tribuna Política“. En este medio, Hernández tiene un espacio mucho más amplio para dar a conocer su punto de vista sobre la figura de González Videla y la llamada “Ley maldita”.

‘‘La política chilena dejó de ser tandera, pintoresca y sabrosa y adquirió el tono patético de la tragedia griega. El gobierno de Gabriel González Videla, contando con el apoyo de los partidos Conservador, Radical, Liberal, Socialista, Radical-Democrático, y Agrario-Laborista, le ha declarado la guerra auténtica y profunda al Partido Comunista de Chile” (Hernández Parker, Luis. ‘‘Señores auditores, muy buenas tardes’’. LOM ediciones, 2010. Selección de Silvia Hernández y Pamela Hernández. Abril de 1948: ‘‘Guerra fría en Chile: ilegalizado el Partido Comunista de Chile. Huelga del carbón’’, página 28).

Ambos extractos son de la misma noticia, septiembre de 1948. Aquí queda pasmada la diferencia en la forma de redactar, ya que la editorial de la revista Ercilla siempre fue más conservadora, y por otro lado, la radio Minería era “la radio de la mayoría” según su eslogan, lo cual marca una posición política más de izquierda.

Creencias y trascendencia periodística

Luis Hernández Parker fue partidario de las libertades individuales y sociales para poder expresar cualquier tipo de opinión o pensamiento. Así mismo, se opuso a medidas dictatoriales que censuraran al individuo, a la prensa o la sociedad en su conjunto. Expresó implícita y explícitamente su malestar y los obstáculos que se interpusieron en su trabajo en las áreas de comunicación durante el mandato de Gabriel González.

Aunque la ‘‘ley maldita’’ dificultó su tarea periodística, ‘‘HP’’ trascendió con sus comentarios políticos en radio (Minería, Agricultura y Cooperativa, entre otras) y prensa escrita (revista Ercilla). Comentó hasta el Golpe de Estado de 1973. Logró desafiar las políticas de censura y dar a conocer su opinión acerca de la realidad política de cada época de la historia de Chile entre 1946 y 1975. Este último año falleció de un ataque al corazón (1 de mayo), dejando un legado para el periodismo político.


COMENTARIOS